taller salón

La gran mesa de madera, corazón de nuestro taller

La idea de este espacio es experimentar distintos estímulos para acercarse a la escritura (ya sea por primera vez o, para quienes tienen experiencia en narrativa, saliendo del cómodo territorio de la escritura habitual) y crear una comunidad confiable con la cual compartir los textos creados durante el taller, recibir feedback, e intercambiar las dificultades y descubrimientos del proceso creativo. Son muchas las “capas de cebolla”, individuales y grupales, que irán apareciendo durante el proceso. Tampoco es menor el objetivo de apoyar a los integrantes en la búsqueda de un espacio sagrado y una continuidad para poder comprometerse más en su práctica literaria. Coordino talleres hace más de 15 años y me gusta que sean para todo público, en tanto los candidatos tengan ganas de experimentar, conocerse más y busquen contar con una guía personalizada, recibir estímulos para canalizar su interés por la escritura y participar en un espacio colectivo de motivación. Es decir, no es necesario tener formación específica alguna ni mayor experiencia con la escritura creativa (importante aclarar que se trata de un espacio dedicado a la narrativa, y no trabajamos con poesía, dramaturgia u otros géneros, si bien cualquier actividad creativa, literaria o no, se verá beneficiada por los procesos del taller). Trabajaremos con sueños, escrituras del yo, mitología y arquetipos; consignas de Mario Levrero (quien me entrenó directamente para orientar según su propuesta didáctica de motivación literaria, proyecto que llevamos adelante como socios en los talleres virtuales durante los últimos años de su vida); disparadores verbales y gráficos, visualizaciones guiadas (meditación), experiencias con los cinco sentidos; una suerte de “laboratorio de percepción literaria” mediante cine, textos y canciones; conciencia presente o tiempo enlentecido a través de lo que llamo “Retro 2.0” (experiencias con cartas postales, letra manuscrita, dibujos, diarios personales y otras modalidades de la era predigital que estamos olvidando), y otras paletas de colores que se van elaborando o priorizando durante el taller según las inquietudes que se manifiesten dentro de cada grupo. Las consignas de escritura se realizan tanto en casa durante la semana como en el propio horario del taller, con ejercicios más sencillos que, bajo la presión de un plazo breve, implican dejar de lado el perfeccionismo y lanzarse a escribir desde otro lugar.

Zaguán

El zaguán de la casa amarilla

Me manejo con propuestas que se alejan bastante de lo “técnico”, del desglose formal, del decirle a la gente “cómo hay que escribir para escribir bien”: el acento está puesto en el descubrimiento y encuentro con la voz auténtica de cada uno, su “estilo personal”. También en desarmar prejuicios y lugares comunes, apuntando a otra profundidad que la que permiten las fórmulas, el efectismo o las modas literarias, y para eso hay que trabajar sobre el escritor mismo, afinando su percepción, abriendo su mundo, aportando dimensiones del inconsciente incluso. Por eso mismo, tampoco estudiamos autores o aplicamos técnicas narrativas, y el análisis de textos literarios es bastante excepcional en la dinámica: tratamos de equilibrar la predominancia del hemisferio izquierdo del cerebro y buscamos más a tientas, sin tantas salvaguardas, desde la experiencia y lo intuitivo. Obviamente, hay orientación, objetivos y criterios subyacentes a los que yo, como coordinadora, me atengo, pero siempre pensando en una evolución a lo largo de cierto tiempo, en un proceso. Por eso, suelo seguir una modalidad más “permisiva” en cuanto al producto durante los primeros tiempos de trabajo con la gente, y recién cuando están más preparados y con cierta confianza en el grupo es que empiezo a aplicar algunos elementos de corrección, pero tampoco es el eje de mis talleres en general (salvo en jornadas extra de edición y corrección, que se convocan como un espacio aparte). Interesa más encontrar los rastros del punto que se perdió en el tejido, guiar al que escribe para que consiga poner en el papel lo que cree que está poniendo. Entre los participantes, pueden encontrarse escritores natos, talentosos, publicados incluso (a los que les puedo exigir otros estándares), como también personas que simplemente gustan de escribir y quieren explorar la narrativa con orientación o que ponen más el énfasis en los descubrimientos de su mundo personal; eso no causa ninguna complicación, ya que trabajamos en red y no en competencia. Lo interesante es transitar por las propuestas creativas y que cada uno termine más enriquecido que como empezó. jarritosMis grupos son pequeños porque el monitoreo de los procesos que se cursan es atento e individual; también son organismos vivos, sistemas, y por lo mismo no me interesa que la gente venga “a probar” sino que traiga al menos una intención de permanencia hasta poder ver el horizonte (en vez de desertar al primer movimiento interno). A partir de este año, para formar parte de estos grupos es condición tener la capacidad de olvidarse del celular o smartphone durante dos horas semanales (o, en caso de que deban estar pendientes por alguna circunstancia familiar o personal, tenerlo en vibrador y en el bolsillo; no sobre la mesa, sino fuera del alcance de la vista, propia y ajena). Esta propuesta de motivación literaria y exploración de sí tiene que ser un oasis, una isla temporal en la que nos conectamos con el aquí/ahora pleno y los mundos interiores -algo que cada vez se está volviendo más difícil porque estamos saturados de comunicación e información-,  y me es muy importante preservar dicho espacio sagrado que se forma al estar realmente presentes para que puedan aprovecharla. El taller está dirigido a adultos de cualquier edad (tanto por menos como por más), en tanto se sientan cómodos integrados a esa riqueza e intercambio intergeneracional. Es una actividad que puede continuarse año a año, y de hecho los progresos son notorios entre los participantes que concurren habitualmente (además de que afianzan el ambiente y la identidad del grupo para quienes se acercan por primera vez). La zona es cercana al Parque Rodó; cada semana nos encontramos allí para trabajar en lo importante mientras compartimos el cafecito del taller en nuestros clásicos jarritos de barro mexicanos (¡un ritual que todavía no es posible disfrutar por internet!).

sotanito 2014

marcianos2016selfie pancho villa50 11lunaticos 2015

sotano sansueña

Sótano Sansueña (2015)

 

sotanopanchovilla

Sótano Pancho Villa (2016)

 

Puede leerse más sobre la propuesta en: www.hilodeariadna.onetto.net (enfoque general sobre mis talleres presenciales y también apartado específico sobre motivación literaria, que es el taller de todo el año | por ahora solo desde computadora) o escribir a informes@onetto.net, si hay consultas específicas. Hay también opciones individuales por internet para quienes residen lejos de Montevideo, sea en el interior del país o en otra parte del mundo.


Sobre la coordinadora del taller: Gabriela Onetto


luz vacilante de la velalectura


PRENSA Y RADIO:


.

CONECTÁNDOME CON

MI HISTORIA PERSONAL

TALLER DE MEMORIAS Y AUTOBIOGRAFÍA CURATIVA

www.onetto.net/memorias

Conectándome con mi historia personal es una propuesta creada por Gabriela Onetto, licenciada en Filosofía, escritora y coordinadora de talleres literarios virtuales y presenciales. Se trata de un taller intensivo de memorias y autobiografía (15 horas, 5 encuentros) que no se centra en el análisis y las técnicas de escritura, sino en el crecimiento y la conexión de la persona con su universo pasado. Esta propuesta se realiza por onceavo año consecutivo en Uruguay  durante febrero/marzo con gran afluencia de integrantes de diversos perfiles y edades. No es requisito tener experiencia previa en la creación literaria: solo disposición a intentar las consignas propuestas, integrar un grupo, y profundizar/compartir nuestros procesos de vida.

Más información:
e-mail: memorias@onetto.net
web: www.onetto.net/memorias

PRENSA Y RADIO sobre los talleres y Gabriela Onetto:



 

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Arquetipos femeninos y exploración personal desde La Odisea de Homero y el viaje del héroe

EL TELAR DE PENÉLOPE

Un viaje original e introspectivo para escribir re/conociéndose

John_William_Waterhouse - Penélope 1916Este es otro módulo para mujeres que escriben, quieren escribir y/o se animarían a intentarlo. Y si bien se utilizará la escritura como herramienta narrativa e introspectiva, no se trata de una propuesta específicamente literaria sino de autoconocimiento. Decidimos continuar profundizando en nuestra recorrida por los arquetipos femeninos, motivadas por los incontables movimientos generados durante las cinco ediciones de Caperucita Feroz:  a partir de ese trabajo con mujeres de toda edad y perfil, el año pasado estrenamos esta nueva propuesta en la que le toca el turno a La Odisea de Homero. Serán Circe, Calipso, las sirenas, Escila y Caribdis, Náusicaa y, por supuesto, Penélope, una fascinante excusa para la exploración personal y el conocimiento de sí. Y al mismo tiempo, estaremos recorriendo las etapas del viaje del héroe propuestas por Joseph Campbell, destacadísimo mitólogo contemporáneo, a medida que las vinculamos con la odisea de Ulises en su complicado retorno a Ítaca (viaje modélico en sí mismo) y el significado autobiográfico que dicho conocimiento nos puede abrir.

Como en Caperucita Feroz, esta actividad presencial la coordinamos Gabriela Palma Caorsi (terapeuta de corte gestáltico con orientación sistémica, licenciada en Psicología de la UCUDAL y directora del centro Gestaltsur, donde se realiza este taller) y Gabriela Onetto (escritora y coordinadora de talleres literarios, premio Narradores de la Banda Oriental 1997/narrativa y Juan Carlos Onetti 2014/poesía, licenciada en Filosofía de la UDELAR). No es necesario haber cursado Caperucita Feroz ni tampoco haber leído La Odisea: el taller aportará lo necesario para que las participantes puedan convertir sus episodios en herramientas creativas e introspectivas.

Objetivos del taller:

  • Aprender e integrar el esquema del viaje del héroe a la experiencia personal y a la interpretación de los estadios de todo proceso de transformación.
  • Conocer las escalas de La Odisea como relato del arquetipo del viaje por excelencia para ensayar y reconocer sus desafíos, integrando su dimensión simbólica.
  • Tomar contacto con las lecciones contenidas en sus modelos femeninos como parte de nuestra exploración personal como mujeres.
  • Animarse a explorar la narración autobiográfica y otras facetas creativas.
  • Redimensionar la historia personal con nuevos insights.

 

 

Por más informes o lista de interesadas

(el taller no se ofrece todos los años):

mail: talleresdiosas@gmail.com